Fue el gran responsable de la victoria del Nacional.
Fueron al menos 3 tapadas espectaculares que definieron el partido.
Seguir este blog, por, panzaVidela, en forma de lo bueno, lo malo y lo feo el comentario del partido frente a Nacional.
Feo fue ver a un rival con los jugadores talentosos que tiene la nómina del Nacional, proponer un fútbol defensivo, lejano del fútbol alegre al que tienen históricamente acostumbrado a sus hinchas.La misericordia de Dios, por medio de nuestra santidad, hará que el pecado ajeno que nos ha golpeado, sea tierra donde florezca la santidad.Porque si somos perezosos y nos pasamos la vida sin hacer nada, nadie nos tendrá allí ya compasión, por mucho que juremos.También el que entró en el banquete de bodas con ropa sucia se condenó a sí mismo; pero de nada le aprovechó.Pues ya tenemos un talento de ganancia con nosotros.Manuelín estaba muy contento, le llevamos regalos y pasteles; fue una tarde muy hermosa de verdad, muy entrañable e inolvidable de corazón.Por eso no dice en varias ocasiones que tengamos cuidado con nuestros juicios, que nunca serán acertados.Mucha salud para ellos!Querido César Lozano, gracias por tu descuento progresivo video inyectándole fuerza y energía positiva!




Hay que reconocerle a Sachi Escobar que la estrategia fue inteligente, práctica y que le dio resultado.Abriendo regalos con Manuelín y su hermanita Yoliet.Los invito a ayudar y apoyar a todos estos niños que luchan día a día contra el cáncer.Fue llamada siervo perezoso y malo.Pongamos nuestra voluntad al 100 para que la Gracia de Dios la haga capaz de fructificar.No podemos juzgar y medir a Dios con nuestros imperfectos juicios humanos.El que recibió un solo talento, devolvió la cantidad que se le había entregado, y aun así fue condenado.Dios nos entrega a cada uno una capacidad finita de justicia y de misericordia.Es un niño muy valiente lo quiero mucho y quise darle una bonita sorpresa llevando a mi querido amigo Cepillín.Hola amigas, este fin de semana estuvo muy emotivo.La Parábola de los Talentos nos muestra a Dios como alguien tan lleno de misericordia, que da un premio superior a las ganancias con sus sirvientes le devuelven.
Bueno el partido de Luis Mosquera, de Nelson Ramos (a pesar del gol de Juan Esteban Ortíz, de Candelo,.



No es fácil ver a un hijo enfermo, como padres queremos lo mejor para ellos.