El rollo es que, debido a que plantillas cajitas para regalos no tengo ninguna intención de perforar la garganta de mi pareja, me he propuesto demostrar que usar los Halls Negros para tener un sexo oral cósmico no es un ni un mito, ni peligroso y mucho más original.
Su padre le pegaría, además de que en casa hacía frío también; sólo los cobijaba el tejado, y el viento entraba por todas partes, pese a la paja y los trapos con que habían procurado tapar las rendijas.
Le pareció a la pequeñuela que estaba sentada junto a una gran estufa de hierro, con pies y campana de latón; el fuego ardía magníficamente en su interior, y calentaba tan bien!Algo así como pedir fuego o un cigarro pero en plan sanote, que se lleva más.Y a saco, niña me gustas un taco, y es que tus vas a saco, me consumes como un paquetito de tabaco.Estaban en la mansión de Dios Nuestro Señor.Así que ya regalos en parana sabéis disfrutad de vuestros alientos mentolados y llevad un paquetito siempre en el bolsillo que nunca se sabe.Además, si alguien del curro o la biblioteca de la uni te pide un caramelo te podrás marcar una buen indirecta.Imagen de María Esclapez, Diario de una sexóloga.Alguien se está muriendo- pensó la niña, pues su abuela, la única persona que la había querido, pero que estaba muerta ya, le había dicho-: - Cuando una estrella cae, un alma se eleva hacia Dios.Los copos de nieve caían sobre su largo cabello rubio, cuyos hermosos rizos le cubrían el cuello.Lo que no diré es que fue el más frío, porque una vez en Andorra lo probé en un telesilla.Cómo chispeó y cómo quemaba!Imagino que debe ser lo más parecido a follarme el bote de Vicks Vaporub que he hecho en la vida, pero unido a la succión que proporciona una buena mamada.Además, la obsequié con el bonus del anilingus que parece que le gustó aún más.Era aún más alto y más bonito que el que viera la última.
La cosa se fue animando y en un arrebato de pasión el joven fucker se pensó que era el mismísimo Nacho Vidal cuando, de un movimiento de cadera, metió el caramelito en el fondo de la garganta de su amada.




La primera sensación al mi novio cumple 30 años que le regalo entrar en contacto con el cóctel de saliva y Halls que su lengua desplegaba a lo largo de mi pene fue una sensación difícil de describir.Más que un frescor inmediato se trataba de un calor ardiente que rápidamente se transformaba en un frío que crecía más y más.Eso son seis veces más que los Halls de miel y limón que te daba el abuelo para la tos (2,5 mg).El antepasado, qué frío hacía!Mientras el paquetito de Halls Negros se vende más o menos por dos euretes, el gel lubricante efecto frío de Dúrex sale por uno ocho euros y dura mucho más.Solamente los primeros soplidos ya me dejaron sentir un fresquito muy especial.Podría estar aquí un buen rato pegándoos la chapa sobre los efectos fisiológicos que el frescor del mentol tiene en mi prepucio, pero supongo que si has llegado a leer hasta aquí lo que más te interesa saber es si los Halls Negros me convirtieron.Un pato asado humeaba deliciosamente, relleno de ciruelas y manzanas.
La pequeña levantó los dos bracitos.



Tenía las manitas casi ateridas de frío.
Es más, casi que es bastante pro andar por la vida con un paquetito de estos en el bolsillo, no?
Encogía los piececitos todo lo posible, pero el frío la iba invadiendo, y, por otra parte, no se atrevía a volver a casa, pues no había vendido ni un fósforo, ni recogido un triste céntimo.