porque no tengo ganas de vivir

Date un espacio y momento para.
Hola desde uruguay, bueno que decir a lo que te sucede, si estoy igual, lo mas dificil de todo es que vivimos muy lejos, pero estoy igual igual, y tampoco se que hacer, se me ocurre que entre ambas, aunq sos 1na.
Marido al que estoy atormentando, solo me dice tranquila q imposible, con medicacion, solo quiero dormir, y ya ni eso puedo.
Y te recomiendo lo mismo, ya que a los que regalar a mi suegra en navidad 2 o 3 días de hacer esto, volví a sentir esa emoción de sí!No quiero suicidarme, quiero vivir!Estoy desesperada, siento que todos los problemas mentales que tengo, se han hecho un lío entre todos, y toda mi vida es una careta.Porque claro, sabía que el día iba a ser algo que yo estaba eligiendo y que iba a disfrutar.Persona joven al menos eso parece, yo mediana 55 desde el 23, capaz puedamos ayudarnos, q no queremos estar cierto, q no hay salida a nada, cierto, tu tenes amigas, yo ni eso, solo 1na.Simpre en su pesar, yo sus lagrias sequé, su alegria compartí también, cuando me amó.Soy comedora emocional, por lo mismo he subido de peso y no me siento saludable.Pero bueno arriba igual, me dicen q hay q decir q estamos bien siempre a pesar, 1 likesMe gusta.Te recomiendo que reflexiones por un momento qué cosas has dejado de hacer que sí disfrutas, de qué actividades te privas porque no tengo tiempo, no tengo dinero, no tengo ganas, de qué situaciones o de qué personas te has alejado que te hacían bien.




Olvidada estaba, coando ella me encontró, me sostuvo como antes de nuevo me sonrió.Cuando alguien me amaba, me sentia tan feliz, los momentos que pasamos, los recuerdo bien.Estos días he estado bajo estrés fulminante y he estado cerca de sufrir ataques de pánico.El sol existe, la descuento mediamarkt salida existe, la felicidad existe, pero necesitas soplarle a las nubes para que te dejen verlo.Cuando alguien me amaba me sentía tan feliz los momentos que pasamos los recuerdo bien, cuando me amó.No quiero ir a la escuela, no quiero hacer nada, sólo busco llenarme con comida y me la paso dormida.
Sufrí abuso sexual cuando niña, y hasta la fecha me es imposible dejar mi adicción a la masturbación.