regalo 2 gatos

Muy raramente, se ha observado alopecia pasajera, prurito y/o inflamación en el punto de aplicación después de la administración.
El gato se usará a partir de entonces en todas las artes, ya sea la música, la pintura o el cine.
Además, se pensaba que ayudaba a la fecundidad de hombres y animales, que curaba enfermedades y que velaba las almas de los muertos.
La historia del gato se basa sobre todo en la percepción que el hombre tiene del pequeño felino.Algunos tratados de medicina precisan incluso el color del gato que hay que usar dependiendo de si el origen de la enfermedad es caliente o frío.Estas denominaciones muestran hasta qué punto está intrínsecamente ligado el gato a la caza de ratones.Después se le atribuye el nombre de qato en siríaco.Se aconseja usar un gato negro si el origen de la enfermedad es caliente, mientras que si es frío se aconseja un gato blanco.Estos pequeños carnívoros de los bosques aparecieron hace alrededor de 60 millones de años y tenían la velocidad y la talla de las jinetas actuales, con un cuerpo alargado y una larga cola.Los irlandeses creían incluso que los alimentos que entraban en contacto con un gato, al igual que con otros animales, ya no se podían comer y se volvían impuros.Las posibles consecuencias clínicas no se han investigado.En eeuu fue la exposición del Madison Square Garden de Nueva York en 1898 la que las hizo populares, e hizo que se extendieran a Australia, a Canadá, a Nueva Zelanda, a Sudáfrica, a Japón y a Europa.
Habrá que esperar hasta 1648 para que el rey Luis XIV, gran amante de los gatos, prohibiera quemar a los gatos en la hoguera de la noche de San Juan, ya que calificaba esta tradición de bárbara y primitiva.
Egipto y de, asia, Felis chaus.




Ésta exclusión resulta de un incidente sucedido a un gato que se quedó dormido durante los funerales de Buda.Grecia y antigua Roma editar Según la leyenda, los egipcios rechazaban las peticiones apremiantes de los griegos para comerciar con los gatos, a los que veneraban como a dioses.Se instalaban en ellas pequeñas lámparas de aceite para asustar a los ratones por la noche, de la misma forma que los ojos del gato se iluminan por la noche.Era un recurso que tenía la ventaja de ser barato y fácil de encontrar.Fedro, en su fábula II 4, habla de una feles en un contexto alejado de la ciudad (en blue yeti me regala un microfono un bosque y junto a un águila y una jabalina).La imagen del gato evolucionó mucho en Japón, donde será considerado a veces portador de buena suerte por su pelaje de concha de tortuga, y otras veces maléfico por su cola ahorquillada.
Sin embargo, hay también una versión sombría e inquietante del gato, resultante de la tradición popular.