Unipe: Editorial Universitaria recoge el doble desafío de pensar nuestro editorial tiempo y combatir los circuitos educativos desiguales produciendo universitaria materiales que combinan rigor científico y divulgación de calidad.
Son ellos los responsables de advertir que prepararse para dar clase en los nuevos tiempos exige comprender el rol político que cumplen maestros y profesores para garantizar el derecho de los niños a aprender y, en consecuencia, para la construcción de una sociedad más justa.
Pero en los programas escolares, 19 la alimentación está circunscripta a su clasificación: lípidos, hidratos de carbono, proteínas y partes del aparato digestivo.
Debemos llevar tranquilidad a los docentes porque tienen todas las herramien- tas para conducir este proceso.La enseñanza sigue siendo un tratamiento del conocimiento con unos seres que aprenden y, por eso, siempre hay que contemplar la materia a enseñar, hay que dominarla mucho más de lo que se pretende que los alumnos incorporen.Si se hacen cursos para acumular papeles y presentarlos en la Junta de Calificación para sumar 10 o 20 centécimos por año, sin diálogo alguno con los problemas que se desarrollan en el aula, también resulta estéril.Se produce una si- tuación llamativa: los estudiantes de nivel medio alto pueden saber más informática las flores mas bonitas para regalar que los profesores.Las personas se pueden transformar y cambiar, el profesor puede mejorar.Los contextos donde se desarrolla el trabajo pedagógico, además, son cada vez más complejos.En un plano más técnico, deberá situarse social y políticamente en el lugar en el que vive: el contexto social, cultural, histórico y pedagógico.El profesorado, al menos en mi contexto, no está volcado a la innovación.Si un docente no puede actuar a un nivel superior al del resto de los mortales que actúan sobre el niño, pierde relevancia y razón de ser como instrumento de propagación de la cultura.11 Y hoy cómo se valoran estas iniciativas?
Obviamen- te hay que aprovechar lo que trae cada uno, pero si no entiendo el conocimiento que propaga el otro, no puedo utilizarlo.
Lo mismo en otro postítulo pensado para maestros que trabajan en instituciones carcelarias o institutos de menores.




Esto es novedoso, porque la imagen que se tenía era de mutuo desconocimiento de 14 lo que hacían unos y otros; hoy tenemos un Consejo Consultivo donde participan to- dos los sectores: universidades privadas y públicas, gremios, académicos, ministros de educación.Tenemos que crear la conciencia de que así como un médico no se forma de hoy para siempre, un profesor, tampoco.Unos por pereza, otros por soberbia y, sobre todo, están aquellos que sufren los obstáculos que les impone una realidad que los obliga a trabajar dos y hasta tres turnos diarios, deján- dolos sin horarios disponibles para perfeccionarse.Les ofrecemos bibliografía, observación, orientación, gru- pos de discusión donde se abordan también cuestiones emocionales que generan las experiencias iniciales.TSeríc de los actínidos tA c Th Pa U Np Pu Am Cm Bk Cf Es Fm Md No 1227.03) 232.0381 231.03588 238.05) 1244.06) 1243.06) 1247.07) 1247.07) 1251.08) 1252.08) )257.I0 (258.101 259.I0 aLos rótulos que se encuentran en la parte superior de cada grupo (.Esa es la base de la pér- dida de autoridad.Esos chicos tienen saberes más altos que los maestros, los jóvenes de hoy aprenden sincrónicamente con los adultos.Se trata de una tarea compleja y delicada: intentar un análisis colectivo de las prácticas individuales para, a partir de allí, co-producir criterios que orienten la transformación de la práctica.