Y en tanto alegre suena en la cercana sala el vocerío, la danza, el canto, y bacanal faena.
En medio al torbellino, oír el trueno rebramar y el viento, siguiendo en polvoroso remolino el ímpetu veloz del pensamiento.
Si eso no puede ser -No hay quien me asista!
Las proporciones y el colorido son excelentes y muestra la Plaza Mayor en todo su esplendor y magnitud, tras más de 148 años de estar invadida por el edificio del insalubre mercado.Y gallardo enfermedades que no descuentan en nomina ademán, ligera huella, pie recogido en el zapato breve, y blanca media que al tobillo pinta de negro a trechos la revuelta cinta.Y aquí contempla y palpa los colores del rico pabellón de oro bordado; allí admira los nítidos primores del limpio nácar y el marfil labrado.El 16 de septiembre de 1843 se realiza una ceremonia para colocar la primera piedra, pero se construye solamente la base y el zócalo que serviría de sustento a la columna.Eres el visitante: desde Septiembre de 2004, zÓcalo de la ciudad, dE mexico, Parte.




Las Casas del Cabildo, después conocidas como Edificio del Ayuntamiento, aparecen primeramente señaladas en la imagen de la Plaza Mayor del año de 1628 y como se ha dicho arriba, fueron radicalmente destruidas e incendiadas durante el Motín del Hambre de 1692, incluyendo los locales.Traigan agua a la señora, porque se va a desmayar.Arripámpanos: masa frita a base de harina, aceite, vino y azúcar.Y una voz como ráfaga de viento, palpitando de vida y de armonía sobre el vario, magnífico concepto, así cantando resonar se oía: -«Salve, llama creadora del mundo, lengua ardiente de eterno saber; puro germen, principio fecundo que encadenas la muerte a tus pies!Enseguida pueden ver la ruta marcada en amarillo, sobre el plano de 1864.Y ya el discorde estrépito aumentaba y la mentira y el afán crecía, y la gente a la gente se empujaba, codeaba, pisaba y resistía.
Esta construcción no recibió el adecuado mantenimiento y por lo mismo quedó sujeta a filtraciones y roturas.